• 24-09-2021
  • Buenos Aires, 15°C

De nuevo en la discusión

Gimnasia fue llevando el juego a su ritmo en el primer cuarto, aprovechando los problemas de Boca para volver a su sector defensivo y de poder lograr el balance. En ese contexto, el local llevó la pelota lo más rápido posible al campo rival y buscando como primera medida lograr el juego de internos y la combinación entre Franco Georgetti y Roberto Acuña y más tarde, con el ingreso de Manuel Buendía, lograr mayor volumen desde el perímetro.

La visita, por su parte, buscó centrar su trabajo en lo que se generó en la zona interna, sobre todo con Martín Leiva tomando decisiones (8 puntos), pero mayormente logrando dobles opciones en ese tramo del partido. Con esas condiciones, el encuentro se mantuvo en el tono de paridad y los primeros diez minutos se terminaron con el marcador igualado en 17 puntos por lado.

En el segundo período, el local mostró su máxima expresión con Buendía (10 puntos) y un sólido trabajo en sus lanzamientos de larga distancia (6/8 en dicho cuarto). Así el equipo del sur argentino fue logrando diferencias más marcadas en el tanteador y se comenzó a escapar en los números, logrando desnudar problemas de Boca, que no logró en ese segmento controlar las penetraciones y los pases hacia el perímetro.

Boca, en el costado ofensivo de la cancha, también pudo desarrollar efectividad en los tiros de larga distancia, con un 6/110 en el segundo cuarto, moviendo la pelota desde el poste bajo hacia sectores externos. Aún así, por sus cuestiones defensivas, la visita se fue perdiendo en el juego y el Verde logró tomar ventaja de diez unidades para meterse en el descanso largo con un 48 a 38 en los números.

La vuelta de los vestuarios fue el momento en el que el equipo dirigido por Martín Villagrán volvió a manejar situaciones puntuales del juego, no sólo manejando mejor la pelota, sino también tomando hasta dos o tres situaciones en una misma acción de ataque. Buendía (20 puntos en tres cuartos) volvió a ser fundamental, pese a ser controlado por momentos por la defensa xeneize, que siguió sin ser contundente para contener a Gimnasia.

El inicio en ese tercer cuarto del dueño de casa fue con decisión para pasar a ser dominador del partido, otra vez apostando a darle mucha movilidad a su ofensiva y salvo Adrián Boccia, en ataque con 11 puntos hasta ese momento, Boca no logró ya tener poder de recuperación en un partido en el que comenzó por momentos, a perder terreno. De esta forma, con un parcial de 18-13, Gimnasia se fue al último descanso corto arriba 66 a 51.

En el último cuarto, Boca cargó con todo su potencial para bajarle el goleo a Gimnasia, con mayor fortaleza defensiva fue cerrando los caminos al cesto del equipo local y en ataque fue entregando su tarea al trabajo de descargas cuando el local saltaba a las ayudas y a la doble marca. Así, los de Buenos Aires lograron bajar la diferencia que tomó el conjunto de Comodoro Rivadavia.

El Xeneize llegó a estar cinco puntos abajo (72-67), lo que lo llevó a tomar aire y a animarse en el cierre del partido, con más fuerza y ganas que orden táctico, pero todo quedó en eso, intentos y ambiciones. Buendía siguió siendo demoledor en ataque y tras, un error en la ofensiva de Boca y falta antideportiva, el base cordobés sentenció la historia desde la línea 83 a 75, sumando así una victoria clave en la lucha por la clasificación.

Juan Pablo Casas
Pick&Roll

COMENTARIOS (4)

BIG BASQUET 21/10/2019

Y LAS ESTADISTICAS?

Responder
BIG BASQUET 21/10/2019

PIDO DISCULPAS ESTAN EN BOX SCORE

Responder
BIG BASQUET 21/10/2019

PIDO DISCULPAS ESTAN EN BOX SCORE

Responder
Ruben 21/10/2019

Con Alifraco y narvarte que otra cosa se puede esperar era obvio y la verdad que Buendia nos pinto la cara, tan dificil era marcarlo si ya sabes de memoria que te iba a tirar triples....narvarte sos una verguenza. Lo unico bueno de anoche es para todos los que lo putean a Martin Leiva empiecen a bajar un cambio y a alentarlo. Anoche fue la figura de Boca, con la mejor valoracion, fue el goleador y el que mas rebotes bajo....Dejenlo a Martin que asi grandecito como esta se acomode, que va a rendir mucho mas de lo que unos cuantos se inmaginaban. Pobre Boca Pobre basket.

Responder

DEJA UN COMENTARIO