• 28-06-2022
  • Buenos Aires, 15°C

Dos criollas en el equipo sensación de la Liga Femenina 2 de España

Seguimos conociendo con Pick&Roll las culturas de cada región española. Esta vez nos dirigimos a una nueva comunidad autónoma, La Comunidad Foral de Navarra. Se encuentra ubicada al norte español, limitando con Francia al este y con el País Vasco al oeste.

En el corazón se encuentra la provincia de Navarra, cuya capital es el municipio de Pamplona. La fiesta de San Fermín, de las más tradicionales de España, es la característica principal de esta ciudad, marcando notablemente a los nativos de la zona.

Fuimos hasta allá para encontrarnos con dos jugadoras que nos representan a los argentinos de una forma espectacular. Diana Cabrera, pívot de Fundación Ardoi y nacida hace 25 años quien asegura que vive “en Zizur Mayor a 5 kilómetros de Pamplona, un pueblo muy tranquilo. La gente es muy amable, buena onda, me han recibido realmente muy bien. Me sorprendió la forma que se conduce, se respeta mucho al peatón”.

Con más años jugando en España, Cecilia Liñera, alera del mismo equipo, nos comenta que Pamplona “es una ciudad pequeña, pero tiene de todo, por lo que se vive muy bien, muy a gusto. Es segura y tranquila. La gente que he conocido es increíble, muy buena, me han acogido muy bien y me han ayudado en todo lo que necesitaba. Aquí la costumbre más reconocida es la de San Fermín. La gente es de muchas tradiciones y costumbres.”

La bonaerense juega hace más de diez años en España y recuerda sus primeros pasos en el país. “Fue durísimo, muy duro. Era muy exigente el entrenador y entrenábamos muchísimo. Me tuve que adaptar a un juego súper táctico y yo tenía muchísimas carencias en ese sentido. En el medio la pase muy mal, de hasta querer volverme. Después te acostumbras. Lo que me mantuvieron aquí fueron mis ganas de mejorar. Mi primer año fue el más duro y el que más guardo con cariño.”

A su vez, le recomienda a los jóvenes jugadores y jugadoras que están llegando a Europa, “Uno cuando viene aquí tiene que tener las ideas claras. Saber que Argentina es una cosa y España es otra. No vas a encontrar lo mismo aquí. Hay cosas similares y a las diferentes debes adaptarte. La pizza es diferente, y se come de tal manera y no tendrás la que comiste en Argentina. Así en el baloncesto y en las amistades. Tienes que saber adaptarte y tener paciencia.”

Diana empezó a jugar al baloncesto en su provincia, Entre Ríos, cuando su madre desde los cinco años la incentivaba a realizar deportes. El año pasado sufrió la rotura de ligamentos y afirma que eso le sirvió mucho como aprendizaje. “Cuando tuve la lesión yo estaba evolucionando mucho. Creo que las lesiones pasan por algo y te dejan un aprendizaje. Volví a jugar en febrero y en septiembre me vine a España. Cada piedra que se pone en el camino puedes juntarla y seguir o vivir tropezando con la misma. Yo decidí juntarla y seguir. Actualmente tengo contrato hasta abril y la idea es volver a Argentina, quizás a Brasil. Tendría temporadas inversas, como en el básquet femenino son al revés. Me preguntan a veces si no quiero descansar, pero estuve seis meses parada y quiero jugar, en algún momento el cuerpo necesitará que me detenga. Cuando llegue ese momento decidiré qué hacer.

La selección argentina femenina ha cambiado y mejorado en los últimos años. Cecilia Liñera jugó el mundial 2006, mientras que Diana disputó el torneo de repechaje en Nantes para Río 2016. La interna manifiesta que “todas dieron un paso adelante en el ultimo mundial. Se observan grandes mejorías. Siempre se destaca a Meli, pero, más allá de eso, la mayoría del equipo está jugando afuera y eso es muy importante, para la selección y sobre todo para lo que le representa a cada una. Logramos la clasificación, lo que es un gran paso, a pesar de que nos costó. Creo que estamos creciendo como país y como básquet a nivel selección.

Por su parte Cecilia comenta que el básquet femenino desde el mundial 2006 “ha evolucionado mucho, al irse varias jugadoras a fuera, principalmente a Europa. Las enriquece, no tan solo por irse, sino que también por estar con otras jugadoras de más calidad, tanto táctica como técnicamente.”

Ambas jugadoras juegan la Liga Femenina 2 en el club Fundación Ardoi. Entrando al receso por las fiestas, marchan terceras en la división A. Los cuatro primeros de la división A y B pasan a la siguiente fase donde se dividen en dos grupos de cuatro equipos. Los dos primeros de cada grupo pasan a la semifinal. Los ganadores de la semifinal ascenderán a la Liga Femenina.

Notas: Bruno Giardini (@CbaBasquet) - Pick&Roll

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO