• 28-06-2022
  • Buenos Aires, 15°C

Caída libre para dos

En la previa de la temporada de NBA siempre se generan las apuestas y los posibles candidatos y hasta los finalistas buscando el anillo de campeonato. Luego de ciertos cambios, el big three construido por Nets sumado a los movimientos que realizó Lakers para generar su propio tridente, todos los números recayeron en ambos casos. Durant, Harden, Irving, James, Davis, Westbrook ¿Qué puede salir mal? En definitiva todo...

Tener superestrellas con experiencia o bien que hagan la diferencia te lleva lejos. Tener dos posiblemente te dé mayores chances y ni hablar tres, aunque no todo debe terminar ahí. Hubo mucho Big three que consiguieron su objetivo de campeonar, pero en estos casos estuvieron muy lejos de conseguir semejante logro. Existen los jugadores de rol claves desde la banca, o conduciendo o bien reboteando siendo el soporte ideal para las estrellas.

Ni hablar la química de equipo, todo lo que se genera grupalmente y la idea de juego esclarecida en cancha. Diferentes características para sobresalir como equipo pero al mismo tiempo ese big three exitoso liderando cada momento en el campeonato. Lógicamente existen los contratiempos como lesiones sobre todo, pero en esta temporada fueron hasta ridícula las situaciones que se presentaciones en Lakers y Nets generando desaciertos totales.

Lo de Ángeles Lakers fue realmente lastimoso. Una marca de 33 - 49 con jugadores de la talla de Lebron James, Anthony Davis y la presencia de Russell Westbrook como nuevo eslabón para quitarle ciertas responsables a James más el controversial Carmelo Anthony como cuarta espada. Todo dado para una temporada ensueños y finalmente agua por todos lados. Lesiones y bajos rendimientos en Davis, poca química, una decepción lo realizado por Westbrook, James con idas y venidas en su andar más allá de notables números y el resto apenas asomó la cabeza.

Un equipo que nunca lo fue, más jugadores de rol que tampoco aparecieron ni dieron descanso a las estrellas. Poco por un lado, poco por el otro. Lakers fue sumando problemas, malas decisiones en su juego, defensivamente perdido y convirtiéndose en un elenco inseguro, sin ideas y quedando fuera, incluso de un play in.

¿Por donde empezar a hablar de los Nets? Un big three que pedía a gritos un anillo de campeonato. Más allá de lo duro que se ha puesto el Este con diferentes contendientes de peso pero, en principio, sin el talento ni el desequilibrio que podía generar Nets con Durant- Irving-Harden entre sus filas. Bueno, fue casi todo lo contrario.

En muy pocos encuentros, de hecho, Brooklyn tuvo a todas sus estrellas a pleno. Las lesiones de Durant, la inactividad de Harden sumado a sus problemas de peso más la situación inesperada de Irving ante su negativa de vacunación y no poder jugar en ciertos estados de Estados Unidos. Los jugadores de rol tampoco generaron una gran expectativa, y estuvieron muy por debajo a la hora de ayudar o conectarse con el supuesto big three de anillo.

Griffin nunca encontró su lugar, Aldridge apenas nombrado y con un retiro en el medio. Una marca muy pobre como conjunto que lo dejó por debajo de las expectativas y hasta teniendo que jugar un play in para clasificar. De hecho se suscitó el famoso intercambio Simmons-Harden que salió peor de lo previsto. Más allá de querer deshacerse de un Harden que nuevamente dejó mucho que desear, no fue mejor la llegada del australiano ex Sixers.

Simmons no llegó a debutar en Nets y vio de afuera cada derrota ante Celtics. La lesión de espalda sumado a un supuesto bloqueo mental que tampoco lo hizo entrar en el cuarto partido, crucial para las aspiraciones de Nets. Una acumulación de errores, problemas, poca química, Durant dependiente e Irving que habló más de lo que jugó. En definitiva una canto a la frustración total con semejantes estelares.

En definitiva... ¿Perdió o ganó el básquet con sus eliminaciones pensando en el cierre de temporada? Los super equipos perdieron y ganaron los equipos que verdaderamente supieron generar química, estrellas bien rodeadas por jugadores de rol y hasta relegando protagonismo, más una defensa que funcionó en diversos casos en ambas conferencias.

Heat, Bucks, el propio Celtics y en el Oeste donde hasta Pelicans y Mavs dieron la nota mostrando su lado de conjunto, talento (nunca debe faltar) y saliendo de la burbuja del estrellato de un Doncic o Ingram o Booker en el caso de Suns. Ahí ganó claramente el básquet.

Nets y Lakers deberán repensar su horizonte en busca de volver a ser protagonistas. Que tipo de jugadores rodear a estelares como Durant o James, la manera de jugar y la manera de ganar un anillo con tantos elencos que equilibraron la balanza a fin de seguir en el camino correcto y por encima de mucho talento pero vacío en su conjunto. Debemos de pensar en generar grandes equipos en vez de súper equipos o posibles big three exitosos. Para Lakers y Nets hubo caída libre para dos...

José Fiebig

@Josefiebig

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO