• 15-04-2024
  • Buenos Aires, 15°C

El juego del calamar

El encuentro comenzó con paridad. La visita empezó mejor, bajo la conducción de Lucas Pérez, con un parcial de 7 a 0, pero rápidamente fueron los dirigidos por el Cholo Vázquez los que equilibraron el marcador. San Lorenzo, que sufrió las ausencias de Aprea y Podestá, tuvo dificultades para defender la pintura y un buen ingreso de Alejandro Allotatti (6), para el local, expuso las limitaciones.

Ambos equipos tuvieron complicaciones para progresar en el marcador, con bajos porcentajes, en un pasaje sumamente disputado. El Calamar entendió las ventajas, con 12 puntos en la pintura y una buena participación de la banca (14 puntos) le permitió cerrar el primer parcial 21 a 16.

El segundo cuarto comenzó con la misma tónica del primero, con Platense haciéndose fuerte en las cercanías al aro y San Lorenzo apoyándose en la producción de Lucas Pérez y el tiro de tres. Los dueños de casa tuvieron un buen andar con, sus extranjeros, Demarco Owens y Nicola Pomoli.

El norteamericano, dominó en el uno contra uno, y el despliegue del uruguayo para castigar los espacios fue clave el Calamar. A pesar de las buenas intenciones, Platense cayó en un bache pronunciado, con cuatro minutos sin anotar y a los de Boedo les alcanzó con la dupla Pérez (13) – Marín (6) y un parcial de 8 – 0, para cerrar la primera mitad 37 a 34 a favor.

A la vuelta de los vestuarios, Platense volvió a apostar por su juego interior. Pomoli fue importante en ambos lados para mantener la paridad. En el Cuervo fue importante el trabajo de Rossi, defendiendo la pintura y cortinando en ofensiva para generar espacios. Los pupilos de Quintans estuvieron firmes desde los 6.75 para mantenerse al frente.

San Lorenzo, entendiendo que no era la mejor noche del rival a distancia, ensayó una defensa zonal que complicó al Calamar. Lucas Pérez (22) estuvo imparable en la gestación y el tiro exterior (4/8 en el cuarto) le permitió al azulgrana mantenerse al frente, pero un buen cierre de la mano de Víctor Fernández le permitió al local limar la diferencia, 63 a 61.

El último chico fue emotivo por lo parejo y peleado del partido desde el salto inicial. Platense mejoró defensivamente y en ataque, sacó ventajas desde el rango medio con Sebastián Morales. En frente, San Lorenzo sobrevivió con el tiro de tres y los minutos pasaban sin un claro dominador en un final a pura emoción. Las defensas tomaron protagonismo, cerrando el aro y cuidando los rebotes. A falta de un minuto la ventaja era para Platense por la mínima, 83 a 82.

En el punto álgido del encuentro, el uruguayo Pomoli se hizo cargo de la pelota mas caliente del partido para resolver desde el uno contra uno y sacar tres de distancia. Como era de esperar, fue Lucas Pérez, el encargado de buscar el lanzamiento de tres para empatar, pero, a pesar de la gran noche del base, la naranja eligió no entrar y finalmente fue el Calamar quien se quedó con el juego por 88 a 82.

El goleador del encuentro fue Lucas Pérez con 22 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias, mientras que la figura del ganador fue Nicolas Pomoli con 19 puntos, 8 tableros y 4 pases gol.

Síntesis

Platense (88): Cafferata; Scott; J. Morales 2; S. Morales 18 y Owens 15 (F.I) Fernández 15; Pomoli 19; Alloatti 14; Barrales 5 y Massa D.T: Alejandro Vázquez.

San Lorenzo (82): Pérez 22; Rodríguez 11; Rutenberg 11; Lugo 13 y Rossi 8 (F.I) Pelorosso 11; Marín 6; Cerino; Latorre y Ramallo. D.T: Emanuele Quintans

Parciales: 21 – 16; 34 – 37 (13 – 21); 61 – 63 (27 – 26); 88 – 82 (27 – 19).
Árbitros: Fabricio Vito – Rodrigo Castillo – Raúl Lorenzo.
Estadio: Ciudad de Vicente López, CABA.

COMENTARIOS (0)

DEJA UN COMENTARIO