• 19-05-2024
  • Buenos Aires, 15°C

San Agustin

San Martín y Regatas se veían las caras por sexagésima vez por torneos de la Asociación de Clubes. El local no contó con Buendía, mientras que en el faNtasma estuvo ausente Selem Safar. El inicio los encontró bien plantados en defensa a ambos equipos. Correr la cancha, goleos repartidos y varias imprecisiones marcaron el ritmo de la primera mitad del cuarto inicial.

Vieta, Jaime y Carreras se anotaron rápidamente en los anotadores del remero, mientras que Méndez comandó las ofensivas del santo (la mitad de los puntos del equipo en este pasaje). Cada uno se adueñó de sus rebotes. Los dos plantearon ofensivas perimetrales, pero con muy poca efectividad para el rojinegro (0 de 4). Carreras se empezó a hacer sentir en la pintura del local, y junto con Elías y un triple de Piñero,

Regatas tomó la primera distancia para la visita (16-11). Revidatti movió el banco, los ingresos de Burgos y Vallejos le dieron más dinámica a las acciones rojinegras. El local encontró soluciones en el ataque de Pérez Tapia y el reingresado García. San Martín ajustó en defensa y pese a seguir errático desde el perímetro, logró quedarse en juego. El score inicial cerró en 18-15 para Regatas, quien bajo la buena conducción de Jaime y Franchela no supo aprovechar los últimos ataques para escaparse un poco más en el marcador.

El inicio del segundo parcial fue un “triple por triple” entre Diez, Pérez Tapia y Elías. Al santo se lo vio un poco perdido en las defensivas, lo que obligó al tiempo muerto de Revidatti para acomodar sus piezas con el tanteador abajo 22-26. Franchela comandó de buena manera la conducción del local con Jaime en el banco, empezó a aparecer la mano de Thomas y otros aportes de Carreras para que la visita continúe adelante como desde los primeros minutos de juego.

Carabalí primero y Garelo después comenzaron a marcar presencia en la pintura rival, con Vallejos generando espacios y aportando desde el perímetro. La visita Lo cerró mejor el rojinegro, quien en la última pelota de Pérez Tapia pasó al frente para irse a los vestuarios arriba por la mínima: 37-36.

El tercer parcial se lo podría catalogar como una verdadera batalla. Pero lo que tuvo de duro en la lucha lo tuvo de impreciso y de muy bajo goleo. La visita tardó cuatro minutos en convertir, mientras que San Martín no estuvo muy diferente y no supo aprovechar esta sequía en el goleo rival. Regatas comenzaba a estar impreciso, no conectaba circuitos de juego, un Jaime apagado y un Vieta que no encontraba el aro fueron detonantes de ofensivas poco claras.

Thomas era el ´único en el equipo fantasma que lograba destacar, tanto en el score como en su juego duro en la pintura. San Martín fue mucho más prolijo para atacar, estuvo más ordenado en defensa. No desesperó en los momentos en que estuvo abajo en el tanteador, ni cuando el partido fue golpe por golpe. Gargallo, Pérez Tapia y Vallejos (este último, 10 en este parcial) castigaron desde el perímetro en los tramos finales del parcial para tomar ventaja de seis de cara a los últimos 10 minutos: 55-49

El último parcial empezó con cuatro puntos fugaces de Vieta que lo pusieron al remero otra vez cerca en el score. El local estuvo impreciso en sus ofensivas iniciales, sobretodo abusando de tiros de tres (0 de 3). Regatas comenzó a carecer de jugadas colectivas que le hicieran llegar al aro con claridad. Las imprecisiones en la visita no lo dejaron estar encima en el tanteador.

Con un San Martín colectivamente mejor, tuvo un goleo más repartido, luchando mejor en la pintura. Gargallo, Garelo y Pérez Tapia comenzaron a hacerse sentir. El ataque regatense, por otra parte, pasaba exclusivamente por lo que podía hacer Thomas en la pintura (terminó goleador del juego con 18), y muchas veces no encontró la efectividad necesaria (finalizó solo con 20% en triples).

Los recursos ofensivos no aparecieron en los de Calvi, quienes con más amor propio que inteligencia, continuaron manteniéndose en partido hasta donde pudieron. Los triples que no se le dieron a Regatas, una falta innecesaria de Piñero cuando todavía el partido no estaba cerrado a menos de dos minutos y con el remero abajo por tres, comenzaron a decantar la suerte del partido.

Con más garra y un poco más de inteligencia en los instantes finales, San Martín se llevó un clásico que pudo habérsele escapado contra un Regatas nervioso e impreciso que lejos estuvo de mostrar una buena versión en los minutos finales. El score terminó 66-61. El clásico N° 60 fue rojinegro, y el primer derby con un DT correntino en cancha fue con final feliz para su plantel.

En líneas generales, San Martín se llevó el encuentro por encontrar en Vallejos, Pérez Tapia y Garello a sus principales puntos altos. Un juego ordenado, bien equitativo, donde todos cumplieron su rol y nunca desesperaron. Revidatti ordenó los ataques y ajustó en defensa en momentos claves del juego.

Del lado de Regatas, faltó hambre de querer ganarlo y careció de variantes ofensivas, sobre todo en los momentos finales. La dependencia exclusiva de Thomas terminó perjudicando a los de Calvi, quienes solo encontraron en Carreras a una variante a lo que pudo hacer el estadounidense en el poste bajo. Más inteligencia en el rojinegro fue la clave para cerrarlo mejor.

SÍNTESIS

SAN MARTÍN (66): García 7, Méndez 6, Vallejos 14, Gargallo 8, Carabalí 4 (FI); Garelo 10, Burgos 4, Pérez Tapia 13. DT: Gabriel Revidatti.

REGATAS (61): Jaime 2, Vieta 6, Piñero 7, Carreras 11, Thomas 18 (FI); Franchela 4, Elías 10, Diez 3, Larraza 0. DT: Fernando Calvi.

PARCIALES: 15-18, 22-18 (37-36), 18-13 (55-49), 11-12 (66-61).
ÁRBITROS: Juan José Fernández, Danilo Molina y Franco Anselmo.
ESTADIO: Raúl Argentino Ortiz, “El Fortín Rojinegro”

Esteban Fernández

COMENTARIOS (2)

Correntino 14/02/2024

Felicitaciones Rojinegro un clásico más para el equipo de la ciudad ?

Responder
leandro 15/02/2024

EXCELENTE ACTUACION DE LUCAS GARGALLO GARELLO Y GRAN APORTE DE NICO BURGOS EN ZONA PINTADA

Responder

DEJA UN COMENTARIO