• 29-09-2022
  • Buenos Aires, 15°C

Noche de estrellas en San Luis

La ciudad de Villa Mercedes se vistió de gala para cobijar el 33° Juego de las Estrellas, en un verdadero espectáculo deportivo. Veintidós años pasaron desde la última vez que la fiesta de los jugadores de la Liga Nacional tuvo lugar en la provincia de San Luis, en aquella oportunidad en el Polideportivo Ave Fénix, hoy en la Arena La Pedrera de Villa Mercedes, un lindo espectáculo en una provincia con el básquet en constante crecimiento.

Lucas Faggiano y Agustina Marín la pareja más habilidosa

La noche del básquet comenzó con el juego de habilidades. La competencia en la que combinan skills de dribling, pase y lanzamiento, tuvo dos equipos, por un lado el equipo Blanco con Franco Baralle y, la jugadora con paso por Corrientes Basket y Quimsa, Sofía Cabrera, mientras que el equipo Negro estuvo representado por, el base, Lucas Faggiano y Agustina Marín.

En la primera competencia, fueron estos últimos los ganadores de la posta, con un Faggiano a toda velocidad, driblando para ganarle al reloj y ganarse los primeros aplausos de una noche llena de alegría y buen básquet.

De tres en tres

En segundo turno hubo lugar para la competencia 3 x 3 que año tras año sigue tomando relevancia en el básquet FIBA y que no podía faltar en La Pedrera.

El encuentro comenzó con alto porcentaje desde la larga distancia, con Barreiro y Chiarini castigando desde los 6.75 para los de Blanco. El equipo Negro, por su parte, buscó la imponente figura de Tayavek Gallizi en las cercanías al aro pero en frente estuvo el conjunto dirigido por Sergio Hernández que, cual preludio del torneo de triples, cada vez que atacó sumó de a dos, a distancia, para llevarse el juego por 10 a 7.

El tiro de las estrellas

Este novedoso juego contrarreloj de capacidad de lanzamiento, contó con seis estaciones de tiro, con diferentes distancias y dificultades donde el que concretaba los lanzamientos, con tiro desde mitad de cancha incluido, en menor tiempo se coronaría ganador.

La competencia, por un lado, tuvo como representantes del equipo Blanco a Mauro Cosolito, la ala pivot con paso por la liga Italiana, Carolina Sánchez y el histórico goleador de la Liga Nacional, Héctor “Pichi” Campana. Del otro lado de la vereda, representando al equipo Negro, participaron Sebastián Vega, la interna Agustina Jourdheuil y el gran Esteban “Gallo” Pérez.

En lo que fue un entretenido espectáculo, el equipo negro se llevó todas las luces, realizando el circuito en el menor tiempo, con la perlita de que en cada una de las rondas, tanto Jourdheuil como el Gallo Pérez, fueron autores del último tiro desde el logo de mitad de cancha, para la victoria final.

El Loku, rey del triple

Una de las competencias más atractivas, sin dudas, es el torneo de lanzamientos de triples. En esta oportunidad los participantes fueron cuatro, representado a ambos equipos, donde se destaca la participación del experimentado Paolo Quintero, junto a Leonel Schattmann, Matías Solanas y Martín Cuello.

En la primera ronda, con tres carros, los de mejor performance fueron Schattmann y el Loku Cuello con 12 aciertos cada uno sobre 18 posibles. Quinteros, ganador tres veces de la competencia, no pudo pasar el primer corte con 10 unidades al igual que Matute Solanas con 9.

Para la segunda vuelta, con 5 carros y 30 puntos posibles, el que se llevó todos los aplausos fue Cuello. El flamante campeón con Instituto, hoy jugador del Flamengo, se despachó con la sobria marca de 24 puntos dejando sin chances al escolta xeneize (16 unidades) para coronarse como el rey del triple en la Arena La Pedrera.

Las perlitas de la Noche: Homenaje y pedido público del Oveja

Además de mucho básquet el espectáculo tuvo tiempo para los agasajos, donde se reconoció a los planteles de GEPU campeones de la Liga Nacional en las temporadas 90 – 91 y 92 – 93, grandes representante del básquet en San Luis, con la presencia de jugadores de la clase de Héctor Campana, Esteban Pérez, Rafael Costa, Sergio Dacuña, Javier Medina y Gustavo Ismael Fernández, entre otros. Un orgullo para la provincia puntana.

Por otro lado, se dio una escena entretenida en el partido estelar con un pedido de Sergio Hernández. Ante las luces de la cámara se lo vio al ex técnico de la selección nacional, junto a Paolo Quinteros y no dudó en hacer su descargo: “está sin equipo, estamos todos locos, ¿contrataciones? Después les paso el teléfono” esgrimió el Oveja, señalando entre risas, al experimentado jugador, que dejó de ser parte del plantel de Regatas de Corrientes luego de 11 temporadas consecutivas.

El Pichi, dueño del partido de las estrellas

EL plato principal fue el encuentro de las estrellas, donde los protagonistas le pusieron color a la noche. En un primer tiempo, donde hubo mucho tiro exterior, los aplausos se los llevaron los internos, con Mariano Fierro anotando y asistiendo con un amplio repertorio para los de Blanco, mientras que Gallizi levantó al público con su potencia y capacidad volcadora ante un estadio que disfrutó de una verdadera fiesta de los amantes de la pelota naranja.

El partido, que contó con dos tiempos de ocho minutos, mostró un gran despliegue por parte de todos los participantes, donde no faltaron las risas y los lujos. Sin dudas, la estrella del show fue el Pichi Campana, con destellos de su inagotable calidad y algún que otro blooper que levanto a todo el estadio de sus asientos.

En un partido donde el resultado fue anecdótico, sin dudas, el público se llevó a sus hogares una hermosa exhibición de buen básquet, con las acrobacias de Lema, Gallizzi y Fierro, la calidad de Sofía Cabrera y el brillo eterno de Héctor Campana. Justamente el Pichi fue elegido como el MVP del juego de las estrellas, en un encuentro que si bien ganó el equipo Blanco por 70 a 60, la realidad es que en Villa Mercedes no hubo perdedores. El básquet nacional está de fiesta.

Raúl Della Rosa
@rauldellarosa

COMENTARIOS (1)

Kebueno 20/07/2022

Horrible....jugadores que en serio no saben jugar y quieren hacer cosas en broma que ni en serio les salen..todo muy mediocre.

Responder

DEJA UN COMENTARIO